AUDITORIAS de CONSORCIOS

Estudio Contable Dr. Salandra

CONTADOR PUBLICO U.B.A. recibido en 1986

Asesor financiero matriculado s/RG 349 CNV

Auditorias Externas o de Estados Financieros

El objetivo de un examen de los estados financieros de una compañía, por parte de un auditor independiente, es la expresión de una opinión sobre si los mismos reflejan razonablemente su situación patrimonial, los resultados de sus operaciones y los cambios en la situación financiera, de acuerdo con los principios de contabilidad generalmente aceptados y con la legislación vigente.

 

Los estados financieros auditados interesan y son útiles a una variedad de personas y organismos por las razones siguientes:

· A los directivos y administradores, porque es una forma de asegurarse de que la dirección, el manejo y el control del negocio se han llevado de forma y de acuerdo con las políticas y procedimientos establecidos, permitiéndoles manejar datos fiables a efectos de análisis y planificación.

· A los accionistas o propietarios, porque les muestra el rendimiento obtenido y la forma como se maneja y conserva su patrimonio.

Como la mayor parte de los accionistas o propietarios delega la facultad de administrar en terceras personas, el dictamen del auditor les sirve de elemento de juicio para valorar la eficacia de esta administración.

El informe del auditor sirve de base para tomar decisiones respecto a la conveniencia de aumentar el capital, contratar créditos, distribuir dividendos, etc.

Es más probable que se haga la auditoría cuando no coinciden accionista y propietario; en empresas familiares habrá menos auditoría.

 

· A los inversores, porque para invertir en acciones u obligaciones de la compañía o estimar el valor de compra-venta deberán obtener información digna de confianza que les permita conocer los rendimientos y situación financiera. Y, una vez realizada la inversión, desearán recibir, de una forma regular, estados financieros auditados, mientras mantengan dicha inversión en la empresa.

           No se puede entrar en bolsa sin estar auditado.

 

· A las entidades de crédito, porque cuando reciben solicitudes de crédito de importancia necesitan conocer datos fiables con respecto a la solvencia de la empresa, resultado de sus operaciones, capacidad de pago, etc., a la hora de decidir la concesión del crédito con un grado razonable de riesgo.

 

· A las autoridades fiscales, porque el dictamen involucra la expresión de la buena fe del contribuyente, en cuanto a que los estados financieros auditados reflejan en forma razonable el cumplimiento que ha dado a sus deberes fiscales.

 

· A los analistas financieros, porque todo su trabajo de organización, estudio y análisis estará basado en unas cifras homogéneas, comparables y fiables.

 

· A los acreedores, proveedores y terceros en general, porque en caso de tener que vender mercancías, ofrecer servicios, sobrevengan quiebras, suspensiones de pago, etc., contarán con información veraz que les permitirá conocer el riesgo que tienen implícito en la sociedad.

 

· A los trabajadores, porque la situación de la empresa les afecta de cara a negociaciones, participación en rendimientos, etc.

 

· A los gobiernos, porque cualquier programa de política económica y social debe fundamentarse en datos reales y veraces que permitan obtener variables macroeconómicas precisas.

 

· Al público en general, porque al enterarse de los estados financieros auditados pueden juzgarlos en la forma debida y tomar las decisiones pertinentes.

 

Los estados financieros cuando no han sido auditados son de difícil aceptación para las personas o entes que acabamos de mencionar, por dos razones fundamentales:

 

1. Han podido ser preparados con honestidad pero de una manera descuidada.

2. Han podido ser deliberadamente falsificados.

Información de contacto:

Teléfono: (5411) 4372-4555/ 3581

Correo: info@auditoriascontables.com.ar

 

 

Rodríguez Peña 454

Piso 4 Of. B

C1020ADJ

Ciudad Autónoma

BUENOS AIRES

EFECTUADO EL DEPOSITO QUE MARCA LA LEY 11.723.

Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier parte y anexos del presente sin su consentimiento expreso y por escrito.